Chichén Itzá, el más famoso templo de la ciudad maya, fue el centro político y económico de la civilización maya. Sus estructuras variadas (la pirámide de Kukulkan, el Templo de los Guerreros, las Mil Columnas, el Gran Juego de Pelota) pueden ser vistos aún hoy como una demostración de un extraordinario compromiso por el espacio arquitectónico y la composición. La pirámide misma es la última, y posiblemente la más importante, de todos los templos mayas.

Compartir: