Esta estatua de Jesús se encuentra a 38 metros de altura, en la cumbre de la montaña del Corcovado mirando hacia Río de Janeiro. Diseñado por el brasilero Heitor da Silva Costa y creado por el escultor francés Paul Landowski, es uno de los monumentos más grandes del mundo. La construcción de la estatua tuvo 5 años de duración y se inauguró el 12 de octubre de 1931. A partir de entonces se convirtió en un símbolo de la ciudad y de la calidez de los brasileros, que reciben a sus visitantes con los brazos abiertos.

Compartir: